Con el verano a la vuelta de la esquina y las temperaturas en ascenso, es momento de pensar ya en las opciones para poder refrescarse cuando llegue la época estival. Las piscinas son una gran elección para mitigar el calor en verano y los propietarios y huéspedes de una vivienda vacacional lo saben. Las ventajas de contar con este recurso en tu inmueble turístico son muchas y, si aún no dispones de ella, deberías pensarlo. Si eres propietario de un alquiler vacacional en Sevilla y pueblo de alrededores y estás planteándote esta opción, quédate leyendo porque te vamos a contar por qué deberías instalar una piscina en tu alquiler vacacional.

Ventajas de contar con una piscina en tu alquiler vacacional

Disponer de una piscina en tu alquiler vacacional hará que tu alojamiento obtenga más reservas al contar con un servicio bastante demandado por los huéspedes, sobre todo, en zonas calurosas como Sevilla. Si has decidido ofrecer este servicio en tu vivienda vacacional, obtendrás varios beneficios.

Tu alojamiento tendrá un valor añadido

Disponer de una piscina supone un valor para tu propiedad y te hará resaltar sobre el resto de alojamientos de tu zona.

Para ello, debes mostrarla en un lugar destacado de tu anuncio. Que aparezca en las plataformas de reservas, en tu página web o en tus perfiles de las redes sociales como uno de tus principales atractivos.

Haz bastantes fotografías de calidad de tu piscina y que muestren detalles de esta. Ofrece imágenes de tus huéspedes disfrutando en ella, tomando el sol en el borde, fotos de niños jugando o de un grupo de amigos disfrutando de una buena charla junto a una piscina iluminada por la noche. Debemos hacer que el viajero quiera también vivir esa experiencia.

niños-nadando-piscina

 

El huésped dispondrá de una gran opción de entretenimiento

Los intereses de los viajeros han cambiado y ya no sólo buscan un alojamiento en buenas condiciones en el que poder pasar las noches. Ahora cuentan las experiencias. El cliente no sólo valora los servicios o las estancias de una vivienda, sino la experiencia vivida en esa propiedad. Desean vivencias únicas en ella que puedan recordar y por qué no, mostrar a sus familiares y amigos.

Y una piscina es una buena opción para crear recuerdos. Viajar ya no es sólo sinónimo de ver los principales monumentos y lugares de nuestro destino, sino también de disfrutar de nuestro alojamiento. Poder disponer de un inmueble que te ofrezca posibilidades de ocio como una piscina es un valor que debes aprovechar.

Relajación y descanso para el viajero

Muchos viajeros escogían un hotel para sus escapadas para poder disfrutar de una piscina. Pero la situación ha cambiado. Los alquileres vacacionales son cada vez más completos y las piscinas más numerosas.

Si el huésped cuando viaja busca tranquilidad, descanso y relajación, en una piscina de un hotel no lo va a encontrar. Disponer de un alojamiento que le ofrezca una piscina privada, será su salvación. Porque podrá bañarse sin el bullicio de una piscina compartida y disfrutar cada baño al máximo. Un detalle importante, aunque no lo parezca, son las tumbonas. No tendrá que madrugar ni pelearse con nadie para conseguir una.

Tampoco tendrá que preocuparse por el tiempo. No hay horarios de apertura ni de cierre y podrá darse un chapuzón a la hora que quiera, sin prisas, ya sea al amanecer o de madrugada.

Resalta a tus potenciales clientes todos estos beneficios así como el poder combinar turismo y descansar. Tener una propiedad con piscina en un destino como Sevilla, ya sea en la ciudad o en las afueras, te permite promocionar el disfrutar de las ventajas de una vivienda con zonas exteriores y piscina y, al mismo tiempo, conocer la belleza de la capital andaluza.

Las mejores zonas para alquilar una casa con piscina suelen ser las costas, las zonas rurales y cerca de ciudades, para combinar turismo urbano con relajación.

piscina-alquiler-vacacional

 

Privacidad y exclusividad para el cliente

Poder contar con una piscina sólo para el cliente y sus acompañantes es una opción deseada por muchos viajeros. Cuando alquila una vivienda con piscina puede disfrutarla tanto tiempo como quiera, sin aglomeraciones.

El inquilino tendrá más intimidad y privacidad que con respecto a las piscinas compartidas. Los alojamientos con piscina son perfectos para cualquier tipo de huésped: para parejas que desean disfrutar del romanticismo de un baño nocturno, para familias que buscan el disfrute de los más pequeños y poder supervisarlos más de cerca, o para el grupo de amigos que quieren pasarlo bien.

El huésped podrá hacer barbacoa, fiestas o juegos con sus acompañantes sin tener que pedir permiso ni preocuparse por las normas, siempre y cuando el propietario no disponga de ellas. De todas formas, aunque cuentes con ellas, siempre serán más flexibles que las que pueda tener un hotel.

Si cuentas con una piscina, dispones de zonas de exteriores y jardín, algo también muy valorado por los huéspedes que viajan con sus mascotas por la libertad que les da.

Si la limpieza e higiene le preocupan al húesped, una piscina privada suele contar con un mantenimiento más fácil por lo que debería estar siempre en perfectas condiciones para su tranquilidad.

Consejos que debes tener en cuenta antes de disponer de una piscina en tu alquiler vacacional

Disponer de una piscina en el alquiler vacacional es un valor añadido para cualquier alojamiento. Si tienes un terreno alrededor de tu propiedad y estás pensando en poner una piscina, te vamos a dar unos tips que deberás tener en cuenta antes de lanzarte a esta inversión.

1. Estudia si es posible construir una piscina en tu terreno

No todos los terrenos están preparados para acoger una piscina ni cuentan con la autorización para hacerlo.

Primero, debes mirar el aspecto legal del proyecto. No en cualquier lado se puede construir una piscina, si es lo que deseas. Para ello, lo primero es consultar la Ley del Suelo de tu Comunidad Autónoma además de las normativas municipales al respecto.

Depende del tipo de suelo en el que quieras construir: suelo urbano, suelo rústico, suelo urbanizable o suelo de núcleo rural. En algunos casos, las reglamentaciones autonómicas o locales te permitirán hacerlo y en otros no.

Una vez comprobado que el lugar está autorizado, debemos ver si las características del terreno lo permiten (terreno inclinado, terreno arcilloso, terreno plano…).

Si estos dos requisitos se cumplen, ya podemos empezar a informarnos sobre las distintas autorizaciones y licencias que debemos presentar para comenzar a hacer nuestra piscina (informe técnico, proyecto, etc).

piscina-chalet

 

2. Piensa el tamaño de tu piscina y el lugar donde situarla

¿Qué tamaño de piscina debo elegir para mi vivienda? Evidentemente, todo dependerá del espacio del que dispongas. Hoy en día se fabrican piscinas incluso para superficies reducidas (mini piscinas) por lo que no deberías tener problemas en esta cuestión. Los propietarios de terrenos pequeños ya no tendrán límites si desea hacer de su jardín un agradable espacio de relax para el disfrute de todos sus inquilinos.

También deberás pensar cuánta superficie deseas dejar alrededor como jardín u otro uso.

La zona donde vas a instalar tu piscina en el alquiler vacacional es muy importante. Lo ideal es situarla en un lugar donde reciba el máximo sol posible durante el día, para que la temperatura sea agradable. Si recibes a un turismo de familias, sería conveniente colocarla en un lugar donde los adultos puedan supervisar a los niños desde el interior de la vivienda.

También debes prestar atención a la intimidad de tus viajeros. Debemos tener en cuenta si la piscina se vería desde la calle y si los huéspedes pueden ser observados mientras se bañan. De esta forma, piensa si debes hacer alguna reforma en el perímetro de tu propiedad para asegurarles privacidad.

mosaico-piscina

 

3. Elige la forma y el material

A la hora de tomar decisiones sobre la construcción de tu piscina en tu alquiler vacacional, siempre debes tener en mente a tus huéspedes. ¿Cuál es el público de tu vivienda vacacional? Porque esto puede influir cuando elijas ciertos aspectos de tu piscina.

Si tus inquilinos son gente joven a la que le gusta nadar puedes optar por una piscina larga, para poder hacerlo. Si tu inmueble cuenta con muchos niños entre tus viajeros, no la hagas demasiado profunda.

Luego tendrás que decidir con qué clase de piscina quieres contar y de qué material será. Hay muchas opciones donde escoger: piscina de obra (piscina de hormigón, de bloques de poliestireno, de polipropileno…), piscina prefabricada (de poliéster, de acero, de fibra de vidrio, de aluminio…) o piscina desmontable (de madera, de composite, de lona, de acero…). También puedes elegir entre piscinas temporales o permanentes y piscinas elevadas, semienterradas o enterradas.

Su acabado o revestimiento, la forma del borde o el tipo de agua que vas a utilizar (agua dulce o agua salada) son otras cuestiones que pensar. También puedes optar por piscinas especiales como las naturalizadas, las de arena, las de fondo móvil o profundidad regulable, las infinity, las climatizadas y las de terrazas.

Hoy en día hay tal cantidad de modelos de piscinas que te resultará complicado elegir con rapidez. Para ello busca el asesoramiento de un experto para que te ayude a escoger la correcta según las condiciones de tu alojamiento y tus deseos.

4. Decide el presupuesto con el que cuentas

La diferencia entre disponer de un tipo de piscinas u otra es muy significativo. Hay piscinas de todos los precios, por lo que debes informarte bien sobre la inversión que vas a realizar y en cuánto tiempo la vas a amortizar. El mantenimiento de cada clase de piscina también influye en el presupuesto a largo plazo, por lo que debes tenerlo en cuenta cuando elijas tu piscina.

Las piscinas desmontables son las más económicas y aunque no sean la opción más llamativa, puede hacer que más de un cliente se decante por tu alojamiento.

5. Escoge el mejor momento para su construcción o instalación

Un aspecto fundamental es que si tienes que hacer obras vas a estar durante un tiempo sin poder contar con reservas. Elige el momento adecuado para hacer la construcción o colocación de tu piscina en tu alquiler vacacional. Un buen momento sería en temporada baja, cuando haya menos clientes.

Para todos estos aspectos de los que hemos hablado es primordial contar con el asesoramiento de profesionales (licencias, construcción, diseño…).

nenufares

 

Una piscina ecológica es una gran opción en un alquiler vacacional

El interés que muestran un alto número de viajeros en los alojamientos respetuosos con el medio ambiente aumenta cada día. El turismo sostenible es uno de los turismos del futuro. Si quieres atraer a huéspedes concienciados con esta idea, puedes empezar por contar con una piscina que reduzca su impacto medioambiental.

Las piscinas tradicionales cuentan con tres aspectos que contribuyen a este impacto: el uso del agua, el uso de productos químicos y la energía para alimentarlas.

El cloro y otros productos químicos usados en las piscinas pueden provocar alergias e irritaciones a los huéspedes y hay que manipularlos con precaución. Hay que tener cuidado además para que estos productos no lleguen a los cursos de agua.

Hacer funcionar una piscina consume mucha energía, sobre todo la bomba de agua que hace circular y filtrar el agua de la piscina.

Los sustitutos del cloro para desinfectar

Para evitar este impacto, hay sistemas de sustituyen al cloro como el sistema de ionización o purificador electrónico. Se añaden al agua pequeñas cantidades de iones de cobre y plata para eliminar bacterias, hongos, virus y algas. Los iones no se evaporan, por lo que se queda unos iones en el agua que siguen realizando su acción desinfectante. La unidad de ionización eléctrica está conectada a la bomba.

También existe el equipo de desinfección ultravioleta. El agua pasa a través de un tubo donde se somete a una radiación producida por una lámpara especial que neutralizar las bacterias, virus y otros organismos. Pero lo que es más importante, detiene su reproducción. También existen sistemas de ultrasonidos para destruir algas y cualquier otro tipo de microorganismos.

Si cuentas con una piscina de agua salada, utilizarás un sistema de desinfección menos dañino. Se realiza un proceso por el cual el clorador salino transforma la sal en cloro, por lo que no que no requiere cloro añadido. También se se reducen los olores de la piscina.

Las piscinas climatizadas conllevan un mayor gasto de energía. En Sevilla es más complicado ver este tipo de piscinas ya que los pocos días de frío con los que contamos durante el año hace difícil hacer una inversión para estas piscinas.

Pero si optas por una de ellas, hay opciones más ecológicas para calentar el agua como una bomba de calor que funciona con paneles solares. Existen también los termostatos inteligentes para controlar la temperatura y el ahorro de energía.

Otras opciones para cuidar el medio ambiente es contar alrededor de tu piscina con duchas calentadas por energía solar y colocar luces solares o luces led, que ahorran energía.

Las piscinas naturales, deseadas por los viajeros

Las piscinas naturalizadas o piscinas naturales están siendo una de las opciones más elegidas por los huéspedes respetuosos con el entorno.

Son piscinas que no necesitan productos químicos que puedan causar problemas a los clientes, utilizando los principios de la ecología para purificar el agua. El agua se purifica a través de un sistema de filtrado biológico, que utiliza plantas acuáticas y microorganismos que se alimentan de los residuos presentes en el agua para mantener el agua limpia y cristalina.

La piscina natural se suele dividir en dos áreas: una zona de baño y una zona de regeneración del agua, especialmente diseñada para las plantas y la flora que mantienen limpia el agua. Al estar diseñadas de manera integrada en el paisaje, ofrecen una belleza natural que enriquece cualquier jardín.

jacuzzi-alquiler-vacacional

 

Un jacuzzi, otra posibilidad para tu alquiler vacacional

Instalar una piscina conlleva una inversión, pero sobre todo si te decantas por las piscinas que construyes en tu terreno. La excavación del terreno, su relleno y aplanado, la instalación de las tuberías, la construcción de las paredes, su revestimiento… son trabajos que necesitan su tiempo y que, como en cualquier reforma, podría provocarte algún dolor de cabeza.

Las piscinas desmontables no conllevan tantos problemas ni decisiones que tomar, pero no aportan tanto valor como otro tipo de piscinas. Una posibilidad con pocas complicaciones y que suele atraer a los viajeros, aunque no tan económica como las anteriores, es un jacuzzi, un spa de exterior o una piscina de hidromasaje.

Su instalación es rápida y provoca un gran bienestar en el huésped. Dispondrás de una zona de relax durante todo el año. Incluso los hay hinchables que te permiten desinflarlos y guardarlos al final de la temporada de baño si lo deseas.

Este objetivo de conseguir relax y bienestar para tu inquilino también puedes ofrecérselo introduciendo en tu piscina tradicional una cascada o un cañón de masaje. Ambos transformarán tu piscina en un spa de lujo, digno de los mejores hoteles y balnearios. Utilizan la fuerza del agua para darte un masaje, aliviar las tensiones musculares y el dolor de cuello y espalda mientras disfrutas de tu baño.

Vacacional Sevilla te asesora si has decidido disponer de una piscina en tu alquiler vacacional

Si los argumentos y los consejos que te hemos dado te han convencido para instalar una piscina en tu vivienda vacacional, desde Vacacional Sevilla (gestión de alquileres vacacionales en Sevilla y pueblos cercanos) podemos asesorarte y ayudarte en esta labor.

Vacacional Sevilla es una empresa especializada en la gestión integral de viviendas vacacionales en la capital hispalense y los pueblos aledaños. Ofrecemos todos los servicios relacionados con la gestión del alquiler vacacional (check in y check out, mantenimiento y limpieza del inmueble, alta en las plataformas de reservas, atención al cliente, gestión de la reputación online y de los precios…).

Tenemos una amplia experiencia gestionando inmuebles turísticos y queremos que obtengas beneficios sin complicaciones. Déjanos que lo trabajemos por ti y preocúpate únicamente de disfrutar de los ingresos que te vamos a generarContacta con nosotros y te asesoraremos.